Noelia y Roberto

Recuerdo aquella famosa frase… “Quien no comprende una mirada, tampoco entenderá una larga explicación”. Y no hay mejor mirada, ni más clara, que la que se profesa una pareja. El tiempo se detiene, las olas se congelan, el ruido cesa y el momento queda captado para siempre. Aunque pasen los años, siempre podrás volver a tomar la fotografía en tu mano y recordar como fue. No para ver el aspecto que tenías, ni la ropa que llevabas, si no para sentir de nuevo esa sensación… esa mirada.

 

 

No hay comentarios

Tu email nunca será publicado o compartido.

Ha habido un error enviado su comentario. Por favor, inténtelo de nuevo.